Mayo 2015
Los vehículos autónomos, vienen a toda velocidad

Los vehículos autónomos, vienen a toda velocidad

Escrito el 13/05/2015

Este sector de la industria del automóvil ha empezado a tomar inercia, marcando un horizonte de 5 años, es decir, entre el 2020 y 2030 se estima que estos coches inteligentes estarán circulando por nuestras calles. Como siempre ante los nuevos avances tecnológicos existe una suspicacia inicial desde la población, y aunque existan aspectos que pulir, parece que esta revolución es irreversible.

 

Google saca pecho con su coche sin conductor, Lexus RX450h

Los vehículos sin conductor humano de Google han sufrido 11 accidentes "menores" en los seis años que lleva probándolos en California. El director de este programa ha asegurado que los accidentes han sido consecuencia de acciones de otros coches con conductor.

El balance no puede ser más positivo después de haber estado circulando por las calles de Mountain View (California, EEUU) aproximadamente dos años, y 2,7 millones de kilómetros recorridos.

Pero no solo los coches de Google han circulado solos. Los primeros camiones de conducción autónoma ya han conseguido licencia para conducir en autopistas, en un sector donde los mayores problemas están relacionados con el factor humano, ya que es el conductor quien se accidenta, quien se cansa o quien toma decisiones erróneas, no la máquina que conduce.
 

Un coche no es sólo un ordenador, va más allá

Un vehículo no se puede colgar como un ordenador o un móvil, porque puede costarte la vida. Ese es el punto de partida de esta industria, que por otro lado está acostumbrada a ir mejorando día a día todos lo relacionado con la seguridad de los pasajeros. Esto juega a su favor ya que es algo a lo que lo ha insertado en su ADN.

El embrión de lo que son estos coches ya se está utilizando en la actualidad con una serie de complementos: en lo que se refiere a la gestión del vehículo, que permite realizar una gestión eficiente y diagnósticos sobre su funcionamiento y también respecto a las aplicaciones de apoyo al conductor como las aplicaciones de navegación que ya se usan actualmente.

La conducción automática de vehículos puede tener varias ventajas, como por ejemplo reacciones más rápidas, pero también previsibles si todos los vehículos se conducen automáticamente. Otra aplicación sería la de regular el flujo de vehículos de forma que se evitaran embotellamientos, ordenar el aparcamiento por ejemplo dirigiendo al vehículo a un sitio que esté libre. Todo esto, sin duda, ayudaría que los conductores no relajásemos un poco.

De todas formas conociendo a la gente de Madrid, me imagino un viernes saliendo de copas y si el vehículo no encuentra aparcamiento lo dejaríamos dando vueltas solo, hasta que volvamos a casa. Claro que si todo el mundo hiciera lo mismo, tendríamos una ciudad llena de coches zombis.


Un saludo y gracias por tu tiempo,

 

Carlos Alvarez Rivas

Carlos Alvarez Rivas

0 Comentarios

Deja tu comentario

  He leído la Política de Privacidad y estoy de acuerdo



Copyrights 2018 . All Rights Reserved. ESTAMOS ON-LINE