Julio 2014
Smart Cities, nuestra penúltima oportunidad

Smart Cities, nuestra penúltima oportunidad

Escrito el 08/07/2014

El término Smart City no es una moda pasajera, en realidad es una oportunidad para mejorar nuestras vidas y un nicho de mercado para las empresas tecnológicas. Históricamente los seres humanos hemos maltratado el planeta en el que vivimos y eso se nota en los fenómenos meteorológicos a los que nos vemos sometidos Pero la tecnología nos brinda una nueva oportunidad. ¿Seremos capaces de desaprovecharla?

 

Una ciudad comprometida con su entorno y con sus ciudadanos

Se denomina Smart City o Ciudad Inteligente a aquella ciudad que usa las tecnologías de la información y las comunicaciones para hacer que tanto su infraestructura como sus servicios públicos sean más eficientes con los ciudadanos, además es una ciudad comprometida con su entorno, sobre todo desde el punto de vista medioambiental.

En un primer vistazo podría parecer que a las personas nos gusta apiñarnos en las ciudades, pero lo cierto es que el éxodo masivo de pequeños a grandes núcleos de población se debe a un aspecto puramente económico.

Para hacerse una idea de la gran actividad que se desarrolla en las ciudades, se estima que, en la actualidad, las ciudades consumen el 75% de los recursos y de la energía mundial y que generan el 80% de los gases responsables del efecto invernadero, ocupando tan sólo el 2% del territorio mundial.

Es el uso de la tecnología al servicio de las personas.

Smart City como concepto está enfocado a lo que se ha denominado el Internet de las Cosas. Principalmente porque ambos tienen como fundamentalmente las comunicaciones M2M (Machine to Machine o Máquina a Máquina), hablamos de una Internet, en la cual, además de la conexión de cada vez más personas, el planteamiento de un mundo digital en el que todo podrá estar conectado, coches, electrodomésticos, en definitiva, todo lo que se pueda controlar.

Un proyecto Smart City se basa fundamentalmente en 5 pilares:

- Recolección de datos, para que una Smart City pueda tomar el pulso a la ciudad necesita un despliegue masivo de instrumentación, como sensores y otros dispositivos de captura de datos que permitan la recolección de información.
- Transmisión de datos, una vez recopilados los datos es necesario realizar la transmisión de la información a servicios centrales y plataformas de almacenamiento, o bien facilitando la comunicación entre los propios dispositivos inteligentes.
- Almacenamiento y análisis de datos, de esta manera podemos disponer de toda la información necesaria para proveer los servicios en el marco de la Smart City y analizar los datos para mejorar los procesos de toma de decisiones.
- Plataforma de provisión de servicios, será la que realice las tareas de autentificación de los usuarios, obtención de permisos para acceder a los datos privados, establecimiento de precios en tiempo real, capacidades de transacción para el pago de servicios, etc.
- Servicios finales, es el último eslabón. Hay infinidad de servicios que se pueden prestar desde los propios ayuntamientos o cualquier otro agente externo.

No podemos dejar pasar este tren, debe de servirnos para ser más eficientes en términos de gasto energético y medioambiental. Pero ojo no podemos volver a cometer el error de que esta nueva ciudad sea un obstáculo para todas aquellas personas que tengan algún tipo de discapacidad. Todavía hay barreras arquitectónicas en nuestras ciudades que no facilitan la vida en absoluto a muchas personas. Smart Cities sí, pero para todos los ciudadanos.

Un saludo y gracias por tu tiempo,

Carlos Alvarez Rivas

Carlos Alvarez Rivas

0 Comentarios

Deja tu comentario

  He leído la Política de Privacidad y estoy de acuerdo



Copyrights 2017 . All Rights Reserved. ESTAMOS ON-LINE